Los diamantes de laboratorio son el futuro del lujo sustentable y consciente. A simple vista es imposible diferenciarlos y últimamente los hemos visto desfilar en las alfombras de premios más famosas.

Aunque las redes sociales muestran un gran mercado de disponibilidad de diamantes, el sector del consumo del diamante ha disminuido en los últimos años.

Golpeado también por el creciente aumento de un mercado de lujo sostenible, al que le importa la transparencia y ética que ofrece esta reciente industria de diamantes.

Diamantes Cultivados en el Laboratorio.

Aunque el diamante de laboratorio existe desde los años 50, hace solo algunos años que se ha conseguido cultivar diamantes de la misma calidad que los formados naturalmente.

Los diamantes que son producidos en el laboratorio de forma artificial, pueden tener propiedades físicas y ópticas superiores al diamante natural, pero la composición química es la misma.

Estos diamantes se clasifican con las 4C’s con las que se clasifican los diamantes geológicamente formados, Corte, Color, Claridad y Quilates (Cut, Color, Clarity and Carat).

Diamantes de Laboratorio

© Diamond Foundry Inc.

Habitualmente estos diamantes presentan una clasificación IIa y pueden ser cortados en cualquier talla y/o tener un tamaño personalizado, y eso es una ventaja.

Están certificados por laboratorios gemológicos y normalmente llevan una inscripción láser que los identifica.

Cómo se producen los Diamantes de Laboratorio.

Hay diversos métodos para producir artificialmente un diamante para joya, los más usados son:
  • CVD (Chemical Vapor Deposition): Deposición Química de Vapor, se realiza al vacio a través de una mezcla de gases de hidrogeno y metano, las gemas se producen más lento pero de mayor calidad.
  • HPHT (High Pressure-High temperature): Alta Presión – Alta Temperatura, este método simula el proceso natural de la formación de un diamante.

El futuro de los Diamantes de Laboratorio.

“A Diamond Is Forever” la famosa campaña de De Beers, fue la campaña que promovió el uso del diamante como símbolo de amor eterno.

Por muchos años este fue el lema de esta compañía que controla la mayor distribución de diamantes naturales del mundo, sin embargo, hace unos años y debido a los cambios en el consumo o quizás como estrategia de competencia, optó por abrir una nueva empresa para producir diamantes de laboratorio llamada Lightbox, que inicialmente produce diamantes de color rosado y azul.

El precio de los diamantes artificiales certificados se sitúa aproximadamente 30% por debajo del precio de un diamante natural transparente, mientras que en los diamantes de colores la brecha se hace mucho más grande, ya que los diamantes fantasía son muy raros de conseguir.

Diamantes de Laboratorio

© Diamond Foundry Inc.

El diamante sintético representa para las nuevas generaciones una alternativa sostenible que respeta los ecosistemas, que no alimenta conflictos bélicos y que fácilmente pueden ser rastreados para saber cómo fueron cultivados.

Se avecina en el horizonte un nuevo mercado de consumidores de lujo que piden transparencia en el uso de gemas, metales y otros componentes, la razón: es que quieren aportar valor al mundo, pero a la vez, mantener la belleza de las joyas.

Conocer las diferentes alternativas sostenibles para nuestro emprendimiento es el primer paso para convertirte en una marca de joyas sustentables, pero nosotros estamos aquí para hacerte el camino más fácil, con nuestras herramientas online que incluyen atención personalizada en tu proyecto.

Y nuestro libro Joyería Sostenible, que estudia los casos de éxitos de empresas de joyería que se han transformado en sustentable.

¿Qué esperas para unirte a esta tendencia y aportar valor y belleza al mundo a través de tu trabajo?

Curso de Joyería Sostenible

para ayudarte a emprender el camino hacia la sostenibilidad con tu marca de joyas

Autor del Post: